Ética hacker
Descubre más sobre nuestros talleres, encuentros y conversatorios. 

Ética hacker

La ética hacker es un conjunto de principios morales y filosóficos surgidos, y aplicados a, las comunidades virtuales de hackers, aunque no son exclusivas de este ámbito, ya que muchos de sus valores pueden aplicarse fuera del ámbito de la informática y al acto de hackear. 

Los principios clave pueden resumirse en el acceso libre a la información y en que la informática puede mejorar la calidad de vida de las personas.

1. El acceso a las computadoras

o cualquier cosa que pueda enseñarnos cómo funciona el mundo, debe ser ilimitado y total.

Contar con las habilidades de los hackers para aprender y construir sobre las ideas y los sistemas preexistentes. El acceso ilimitado y total da a los futuros hackers (nuestros niños y niñas) la posibilidad de desmontar cosas, corregir o mejorar lo existente, comenzando por las sistemas automatizados es decir, las tecnologías de la información y comunicación (TIC) y luego, abordar las otras tecnologías dominantes: biotecnologías, tecnologías de nuevos materiales, de fuentes alternas de energía (el magnetismo) y de transporte innovador (naves giroscópicas). Estos esfuerzos de investigación + desarrollo + innovación donde algunos están operativos y funcionales en la actual sociedad, pero toda esta parafernalia tecnológica no está transformando la sociedad existente. Por tanto, es importante y urgente aprender y comprender cómo funcionan todos estos sistemas tecnológicos, para además de «saber-cómo» transferir el conocmiento, es el «saber-cómo» transformarlo en tanto creatividad e ingenio -una nueva tecnología para una nueva sociedad-. Esto nos ampliará la percepción de las nuevas realidades y bridará el conocimiento para crear cosas nuevas y aún más interesantes. El acceso total -copyleft- no sólo ayudaría a la expansión de la tecnología en tanto al uso sin 'pago de derechos', sino también en la libertad de poder intervenirla, transformarla y difundirla.

2. Toda la información debe ser libre

La información debe ser libre para los hackers, para que ellos puedan arreglar, mejorar y reinventar los sistemas.

Un libre intercambio de información permite una mayor creatividad en general. Bajo el punto de vista de los hackers, cualquier sistema podría beneficiarse de un fácil flujo de la información, un concepto conocido como Transparencia en las ciencias sociales. Como señala Richard Matthew Stallman, Free (en inglés) = "libre" se refiere a un acceso sin restricciones; no a "free" como gratuito.

3. La confianza y la autoridad

Son valores que no se decretan sino que se construyen: la desconfianza en la autoridad, promover la descentralización son actitudes y fórmulas irreverentes en los hackers. 

La mejor manera de promover el libre intercambio de información es tener un sistema abierto que no presenta límites entre un hacker y un pedazo de información o un elemento del equipo que necesite en su búsqueda de conocimiento. 

Los hackers consideran que el burocratismo, el populismo, el clientelismo y el caudillismo son sistemas defectuosos en los regímenes que se aprecian democráticos.

4. Profesionales éticos vs ética profesional

Los hackers deben ser juzgados por su capacidad, no por criterios como títulos, edad, raza, sexo, posición e inclusive códigos de ética. 

Son profesionales éticos por antonomasia, con una habilidad ética evolucionada que trasvasa cualquier código de ética.

Inherente a la ética hacker es un sistema meritocrático, donde la superficialidad se tiene en cuenta en la estimación de la habilidad. Steven Levy señala que criterios como la edad, el sexo, la raza, la posición y la calificación se consideran irrelevantes dentro de la comunidad hacker. La habilidad de un Hacker es el determinante final de aceptación. Dicho código dentro de la comunidad hacker fomenta el avance de la optimización informática y el desarrollo de software.

5. Programar computadoras : un arte hecho ciencia

Los hacker: no sólo pueden sino que deben crear arte y belleza con las TIC.

Los hackers aprecian profundamente técnicas innovadoras que permiten a los programas realizar tareas complicadas con pocas instrucciones. el código de un programa es considerado para celebrar una belleza propia, después de haber sido cuidadosamente compuesto y artísticamente arreglado. Aprender a crear programas que utilizan la menor cantidad de espacio casi se convirtió en un juego de hackers en la década de los noventa.

6. Las TIC: garantía de bienestar a la humanidad

Los hackers sienten y piensan que las tecnologías de la información y comunicación (TIC) han enriquecido sus vidas, y han sido las responsables de ellos asuman una vida aventurera a objeto de redimir -en lo humanamente posible- a toda la humanidad, los nuevos redentores.

Los hackers consideran a las TIC «lámparas de Aladino» que pueden controlar y pedirles cualquier deseo. 

Su credo, como comunidad planetaria es que todos en la sociedad pueden beneficiarse de experimentar tal poder y que si todo el mundo pudiera interactuar con las TIC -lo que en parte, ya es una realidad con la Internet- en otro sentido, la forma en que los hackers lo hacen, es rompiendo paradigmas anquilosados en la actual sociedad -humanismo burgués-, cuy modo de producción capitalista y excluyente, atenta contra la supervivencia de la vida en el plantea y la propia   especia humana. 

La ética hacker, por tanto y en definitiva, podría propagarse a través de la sociedad y las TIC serían sus armas de lucha contra el sistema imperante

Cambiar el mundo empezando por un cambio en los paradigmas tecnológicos que es la base económica de la actual sociedad. 

Es el modo de producción de bienes para la satisfacción de las necesidades, de las cuales muchas son futiles e innobles. La infraestructura económica ha determinado el resto de las estructuras de la actual sociedad. 

Los hackers tienen más que una tarea «heróica», el deseo aventurero de comprender científicamente la sociedad actual. Y para ello, deben empezar por explicar su base económica. El error de mucha gente -entre ésta muchos pensadores revolucionarios- radica en haber intentado explicar la sociedad por sus elementos ideales o culturales, es decir, por la superestructura.

Por tanto, la cultura hacker además de su ética, sabe bien «¿qué hacer?» para comprender y analizar la infraestructura con un enfoque sistémico: analizando cada una de sus partes entendidas como fuerzas productivas y las relaciones de producción. Reconociendo en una redefinición de los conceptos -actividad por desarrollar y/o en desarrollo- que tales fuerzas productivas incluye la capacidad tecnológica y la fuerza de trabajo.

Las relaciones de producción, por tanto, son la que se establecen etre los miembros de la actual sociedad capitalista, es decir, el «establishment», es el lugar que se ocupa en la división social del trabajo y en la distribución del beneficio.

Con éste enfoque sistémico, los hacker se convierten en «seres peligrosos» para el sistema. Los hacker, pueden ser entonces «perseguidos a causa de la justicia...», por atentar contra el ŕegimen establecido, contra todos los elementos superestructurales que conforman la ideología y la lógica del capital. La superestructura: el derecho, la religión, el arte, la filosofía, etc.

El éxito de los hackers se basa en convertir los sueños de un sinfín de posibilidades en realidades, una revolución de la conciencia humana, motorizando la evolución bio-sico-social de cada ser humano en el planeta a través de una sinergia de mentes interconectadas a través de las TIC.

El objetivo principal de un hacker es hacer que la humanidad despierte de esa larga y milenaria tradición pensando sobre su existencia, para que   encamine, en acción colectiva, en sinergia tecno-mental a través dela TIC hacia la construcción de una NUEVA SOCIEDAD, una nueva humanidad, con una nueva filosofía de vida, una nueva «religión», una nueva «doctrina», un nuevo «sistema de valores», etc. Esa NUEVA SOCIEDAD  será una sociedad en que:

el mundo abierto por las TIC y demás tecnologías dominantes de este siglo XXI, será un mundo infinito."